martes, 14 de junio de 2016

Violencia en la Eurocopa

La llegada de aficionados radicales a Francia está provocando duros enfrentamientos en las calles de ciudades como Niza, Marsella o Lille desde el pasado jueves 9 de junio.

Hooligan inglés herido tras los altercados de Marsella
Desde la noche del jueves 9 de junio, la llegada de aficiones radicales de diversos países está provocando en las calles de varias ciudades francesas duros enfrentamientos violentos que hasta el momento se han saldado con multitud de detenciones, extradiciones, decenas de heridos y la toma de decisiones, por parte de las autoridades francesas, para frenar estos sucesos que empañan un torneo ya amenazado por la sombra del terrorismo islámico.

Todo comenzó la madrugada previa al inicio de la Eurocopa cuando comenzaron a registrarse los primeros incidentes en la zona del Puerto Viejo de Marsella entre hooligans ingleses y ultras marselleses. Hay cuentas pendientes desde el Mundial 98 cuando ingleses y tunecinos vivieron días de tensos enfrentamientos por cuestiones raciales. El líder inglés de aquella época, James Shayler, avisaba de su viaje de nuevo a Marsella para luchar con el apoyo ruso contra ciudadanos musulmanes.

Sin embargo, los ultras rusos no tenían la intención de aliarse con británicos y decidieron, a través de las redes sociales, retar a estos últimos a la lucha. El triángulo que se congregó en Marsella, desde la madrugada del jueves al viernes, entre radicales ingleses, rusos y ultras del Olympique de Marsella creó un cóctel demasiado explosivo que ha mostró toda su crudeza: mobiliario público destrozado, enfrentamientos con la policía, heridos, detenidos...

La madrugada siguiente, el panorama continuó igual en Marsella y la violencia no se detuvo entre los tres grupos de radicales, pero sería durante el sábado, día del partido entre Inglaterra y Rusia, cuando los enfrentamientos llegarían a su nivel máximo. Durante toda la tarde, se produjeron peleas por las calles de Marsella con numerosos destrozos, detenciones y heridos, uno de ellos, de nacionalidad inglesa, debatiéndose entre la vida o la muerte. Aunque no quedaría ahí la cosa.



Los ultras rusos lograban saltar el cordón de seguridad dentro del propio estadio Velodrome para agredir a los aficionados ingleses, además del lanzamiento durante el partido de bengalas y otros objetos. La UEFA amenazaba a las selecciones de Inglaterra y Rusia con una posible expulsión de la competición si los hechos violentos siguen produciéndose. Por otra parte, el gobierno francés ha reaccionado con las primeras deportaciones de ultras rusos y condenas de ingleses.

Otras medida tomada para frenar los altercados han sido la prohibición de venta del alcohol en las inmediaciones de los estadios y el cierre de bares a medianoche. Pero todo esto parece insuficiente, al igual que los cerca de 100.000 policías destinados a la seguridad del evento. Los enfrentamientos se siguen produciendo y ahora han sido hinchadas de otras selecciones como Croacia, Turquía, Polonia, Irlanda del Norte, Alemania o Ucrania los que se han visto envueltos en reyertas.

Niza también ha sido otro punto caliente de estos enfrentamientos y el domingo se registraron incidentes entre ultras locales del Niza y hooligans norirlandeses por los mismos motivos raciales que los registrados en Marsella. Ahora, parece que es Lille la siguiente parada de estas hordas de radicales que usan el fútbol como una excusa para desatar sus instintos más violentos. De nuevo rusos frente a ingleses, ahora apoyados por los galeses en un hermanamiento británico.

Componentes del grupo Gladiator Firm 96 ruso
Según las informaciones aportadas por el gobierno francés, los hechos no son aislados y todo estaba organizado y premeditado. La extrema violencia de los ultras rusos se asemeja más a un comando militar que a simples aficionados radicales por su organización, según se ha deducido por vídeos grabados por ellos mismos. Se ha podido saber que habían pasado un "casting" previo para que acudiesen a Francia los más salvajes del grupo para "demostrar lo niñas que son los hooligans".

No hay comentarios:

Publicar un comentario