martes, 14 de junio de 2016

Ilusiones renovadas

Tras la victoria de ayer frente a la débil República Checa, los españoles volvemos a tener confianza en el triunfo de nuestra selección en la Euro 2016. El aficionado al fútbol es un ser diferente, necesita poco para ilusionarse y también poco para frustrarse. Ahora estamos arriba de la montaña rusa que es este deporte. Un gol lo cambia todo y qué diferente sería la situación si el cabezazo de Piqué a falta de pocos minutos del final no hubiese entrado en la portería de Cech. 

Celebración del equipo tras el gol de Piqué
Somos resultadistas y nos quedamos en eso. Un análisis más profundo arroja otras conclusiones. Y es que ayer España volvió a ser esa selección que domina el balón y remata poco. Nombres nuevos como Nolito, Morata, De Gea, Juanfran... No se alejan del modelo que tantas alegrías nos ha dado estos últimos años. Lejos quedan ya los Villa, Xabi Alonso o Xavi Hernández entre otros estandartes de nuestro tiki-taka. Se le exigía a Del Bosque la transición y en ello estamos.

Nolito aporta profundidad en banda como antes hacia el titularísimo Pedro. Ayer, el andaluz no estuvo acertado, quizá por las ganas de hacerlo bien se vio un poco acelerado e individualista, pero ha demostrado de sobra en partidos anteriores todo lo que puede aportarnos. Morata viene a sustituir al falso 9 para darnos mayor presencia en ataque, un delantero con facilidad de asociación con la zona de mediapuntas y que domina a la perfección la caída a banda y generación de espacios.

Juanfran ocupa la posición del lesionado Carvajal y, como extremo reconvertido, aporta profundidad en banda y constantes incorporaciones. De Gea, pese a los rumores extradeportivos recientes, es un portero que ha madurado mucho en Old Trafford hasta convertirse en un portero referencia mundial. El resto de protagonistas del once ya nos son conocidos de anteriores torneos, mientras en el banquillo espera esencia nueva como Thiago, Koke, Bellerín o Lucas Vázquez entre otros. 

Disponemos de la mejor pareja de centrales del mundo. Piqué y Sergio Ramos se complementan a la perfección y son un peligro constante en el balón parado. Tan divergentes fuera del terreno de juego como convergentes bajo la camisola roja. Jordi Alba es otro puñal por la izquierda que desatasca el juego interior. En la medular contamos con Busquets que, hoy día, es el mediocentro más completo del mundo. Cesc, un jugador box to box, que abarca mucho terreno con su fina técnica y aporta gol.

Esos locos bajitos que cantaba Serrat se reflejan en un manchego y un canario que son los motores de nuestro avión. Iniesta y Silva son los malabaristas de España y la esencia del juego asociativo y de posesión. Cuando se asocian se crea juego porque sus botas desprenden magia. Como suplentes de lujo. El eterno capitán Iker que sigue siendo el líder del equipo desde un plano secundario y el resurgido Adúriz que se presenta como referencia de un plan B con juego más directo. 

Once inicial de España frente a República Checa
El viernes tenemos otra cita, esta vez ante Turquía. Una victoria nos dejaría con pie y medio en la siguiente fase a la espera del enfrentamiento ante Croacia. Aunque el primer encuentro no fuese un paseo militar, y en algunos momentos nos desesperáramos, creo que están definidas las órdenes del equipo y sabemos a lo que jugamos. Paciencia, moverla como sabemos y el gol llegará. El estilo no debe obligarnos a renunciar a la sorpresa y buscar portería desde fuera en ocasiones es recomendable.

En defensa hay que cuidar las contras que nos puedan realizar los rivales ya que nuestros laterales son muy profundos y en ocasiones se incorporan los dos a la misma vez provocando una desventaja numérica en defensa. Ahí entra en juego Busquets y sus coberturas, la atención de Ramos y Piqué y las ayudas defensivas de extremos como Nolito. Bruno será fundamental en el doble pivote cuando los partidos estén encarrilados para poner el cerrojo.

Viendo la actuación de todas las selecciones participantes, queda claro que ganar una competición de estas magnitudes no es sencillo y que todos los rivales lo van a poner muy difícil. Pero como dice Simeone, tenemos que ir partido a partido y estar todos unidos. Lo que hoy es blanco en pocas horas puede volverse negro y, por ello, es importante tener calma y dejar trabajar a los profesionales, especialmente, por parte de un sector de la prensa con interés en que la armada española naufrague.


No hay comentarios:

Publicar un comentario